lunes, 24 de abril de 2017

7 vidas tiene un Poeta

Una se fue en ese verano de los 16,
detrás de una chica que quería volar,
cuando yo estaba aprendiendo a gatear.

La segunda la perdí por el orgullo
de una chica con sueños de grandeza
muy lejanos a mis humildes
sueños de poeta callejero.

La 3 y 4 las deje entre tarjetas 
y lavabos en las discotecas de la periferia de Madrid,

por buscar la felicidad en la nieve,
y no en el blanco de su piel.

La 5 la malgaste en aquel otoño de los 20,
entre poemas de invierno,
La sexta se perdió por mi fe de creer 
que existe amor después de un 14 Febrero
o un lunes a las 9 de la mañana.

Escribo esto mientras me colocó el chaleco de inmolación de cupido,
todo porque hoy he visto unos ojos que encienden todos mis instintos, 
y por ellos me da igual perder una vida,
aunque sepa que 7 vidas tiene un Poetay 6 ya están en mis poemas.

7 vidas tiene un Poeta

Una se fue en ese verano de los 16, detrás de una chica que quería volar, cuando yo estaba aprendiendo a gatear. La segunda la perd...